Tu objetivo: un sueño o una realidad

La llave para tus sueños
 
El pasado día 6 de febrero, en Sevilla, tuve la oportunidad de compartir una tarde con un grupo de personas interesadas en cómo conseguir sus objetivos en 2018.

Es enriquecedor percibir como cada uno de ellos se lleva algo del contenido de la charla, aquella información o herramienta que al ponerla a su servicio le supone un logro o una visión distinta a la que ya tenía.

Cuando haces tuya una información o una experiencia, cambias las gafas con las que ves el mundo.

Y es que no hay una fórmula magistral para establecer tus objetivos, ni para solucionar algún problema o para hacer aquella tarea que tienes pendiente desde hace tanto tiempo.

La fórmula la haces cogiendo de tu entorno aquello que necesitas y transformándolo para ponerlo a tu servicio.

Es por ello, que es tan importante observar lo que te rodea y estar abiertos a opciones que en un principio te pueden parecer inservibles.

Muchas veces buscas en caminos retorcidos, complicados, la vía para llegar a aquello que quieres lograr, y sin embargo obtienes un resultado negativo.

¿Te suena?

A veces las cosas son más fáciles de lo que parecen.

Te voy a contar, para que hagas tuyos aquellos que encuentres interesantes, algunos pasos que a mí me sirven para establecer, desarrollar y lograr un objetivo profesional o personal:
 

1# Claro y Conciso

Elige aquellas palabras clave que describan el escenario futuro donde quieres verte, ¡no es un trabalenguas o una adivinanza!
 
Objetivo claro
 

2# Objetivos realistas

Establece objetivos alcanzables, motivadores, ¡no hay mayor satisfacción que ver como avanzas!
 

3# Tiempo

Fija el tiempo, es decir, el plazo de tiempo en el que quieres lograr ese objetivo.
 

4# Situación de partida

Analiza tu situación de partida para detectar las áreas que afectan a ese objetivo y saber dónde tienes que poner todo tu esfuerzo y tu tiempo.

Afianza los pies, apunta y…..dispara!!!
 
Orientación al logro
 

5# Valora las opciones

Determina qué opciones tienes para ir avanzando en tu camino.

Estas son las pequeñas metas que iras logrando poco a poco y que te irán acercando al escenario donde quieres verte.
 
Dirección desde punto de partida
 

6# Plan de acción

Conoces tu situación de partida, en qué áreas debes emplearte a fondo para lograr tu objetivo, el plazo que tienes para ello y las opciones que tienes en cada una de ellas….solo te queda ¡pasar a la acción!
 

7# Seguimiento

Recuerda hacer un seguimiento cada cierto tiempo (adáptalo a ti) porque así sabrás en todo momento que vas en la dirección correcta y podrás reconducir cualquier desviación.
 

8# No estás solo

Si tienes un equipo, no dudes en hacerlo participe desde el principio. Un equipo al que se consulta, al que se tiene en cuenta para analizar la situación de partida, donde se quiere llegar y cómo vamos a hacerlo, es un equipo involucrado, comprometido y con un objetivo común.
 
Trabajo en equipo
 

Conclusiones

Cuando fijas un objetivo estableces un compromiso contigo mismo y con tu empresa. Es un contrato mental y a veces emocional que debe contestar a estas preguntas: ¿Qué quiero lograr? ¿Para qué quiero lograrlo? ¿Quién va a hacerlo? ¿Cómo se va a hacer? ¿Cuándo quieres lograrlo? ¿Dónde se va a desarrollar el proyecto?

Imagínate que estás a 31 de diciembre de 2018 y has conseguido tus objetivos, ¿qué pasos has dado para conseguirlo?
 
 
Impulsa tu confianza

Escriba una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *